‘Jack el Destripador’ era el inspector Abberline de Scotland Yard, todo un descubrimiento grafológico.